Marcas millennial

Marcas millennial: Goiko Grill

Cuando en 2010 Kevin Systrom y Mike Krieger fundaron Instagram seguramente no pensaron que su plataforma acabaría por revolucionar el mundo del marketing tal y como los conocemos en la actualidad. Lo que nació como un punto de encuentro donde compartir fotos se ha convertido en un portal donde inspirarse, además de servir de incubadora para productos innovadores y fuera de lo común. Al calor de Instagram han nacido muchas marcas millennials o marcas digitales, esas que se dirigen a un público diferente, a veces más joven, y desinteresado de los medios tradicionales. Consumidores que se mueven como pez en el agua en Internet.

Algunas de las empresas más avispadas en aprovechar todo el rendimiento de Instagram y las redes sociales fueron las que vieron el gran potencial de los influencers. Esas personalidades que empezaron por contar sus experiencias en las redes y que acabaron convirtiéndose en líderes de opinión, pese a que muchas marcas tradicionales no lograron ver el potencial que podían llegar a tener.

¿Quiénes sacan más partido a redes como Instagram? Entre los que mejor lo hacen están las marcas millennial o marcas digitales que han visto el potencial de los influencers y, ante todo, de lo que es clave en redes sociales: el contacto y la cercanía generada con el usuario final.

En redes sociales como Instagram, el éxito de muchas marcas que se dirigen al público millennial –los nacidos después de los 80–  proviene de su contacto directo con el usuario final. La relación no es de comprador a vendedor, sino cercana, casi de amigos. Las marcas contestan y comentan las publicaciones de sus seguidores, y muestran los productos gracias a influencers o embajadores de marca.

 

Una marca millennial que se ‘come’ las redes sociales

 

Muchas empresas no han sabido tomar el tren de las redes sociales, pero aquellas compañías jóvenes que han sabido poner a la televisión y a los medios tradicionales en un segundo plano -a veces por sus elevados costes- para vender su imagen en Internet han encontrado un nicho de mercado muy jugoso. Y la fórmula funciona.

El público millennial ha cambiado las reglas de juego. Ahora, las marcas que ofrecen solamente el producto no tienen el mismo valor, los jóvenes de hoy en día llevan a cabo decisiones más racionales -o al menos esa es la idea- que combinan pasión y estilo de vida.  Y tienden a consumir productos recomendados en las redes sociales y que usan sus amigos y las personas que les inspiran.

Una de las claves de las marcas millennial es precisamente que no vale la publicidad tradicional. Aquello de los anuncios de detergente con actores simulando las bondades de un producto es algo del pasado para los millennials. Ellos confían en Instagram y otras plataformas online. Un dato: nueve de cada diez millennials buscan en las redes sociales de una marca antes de confiar en ella. Si además añadimos la fortaleza que pueden aportar los influencers a la imagen de una marca, hay oportunidades de llegar muy lejos.

¿Quiénes han entendido el modelo? Los empresarios innovadores que han comprendido cómo funcionan las nuevas tecnologías, que viven al máximo la filosofía millennial. Con trabajo duro han encontrado su lugar en la red.

Entre esas marcas está Goiko Grill. Una de las marcas millennials que ha conseguido muchos de sus objetivos gracias a Instagram, en este caso gracias al mundo de la gastronomía. ¿Cuál es la receta? Además de cocinar hamburguesas excelentes, su declaración de intenciones en Instagram es clara: “Si quieres que publiquemos tu foto usa #goikogrill“. Cercanía con el usuario y buscando la conexión con sus seguidores.

La compañía de hamburguesas nació en 2012 en manos de Goicoechea, un venezolano con raíces vascas que llegó a Madrid para ejercer como médico, pero finalmente su negocio le ha salido más rentable. Tanto, que con sus hamburguesas de alta calidad a precio competitivo la compañía logró en 2016 –el último año registrado– más de nueve millones de facturación, alrededor de diez veces más que el ejercicio previo. Un valor más que reputado que ha llevado al fondo de capital riesgo de Louis Vuitton a hacerse con la cadena de hamburgueserías.

¿Cómo lo hace Goiko en redes sociales?

  • Dinámicas cercanas y divertidas tanto en stories como en el feed. Se posiciona cerca de los usuarios y usa contenidos originales para captar a más seguidores.
  • Da personalidad y nombres a los productos, como poner apodos a las hamburguesas. Es una manera fácil de hacer que su producto sea recordado.
  • Invita a los usuarios a que mencionen a sus amigos. Una de las acciones más simples en redes sociales y, sin embargo, que mejor funcionan.
  • Sortean productos que interesan a los usuarios. Realizan concursos para captar a nuevos seguidores potenciales, a los que luego saben mantener.
  • Comparten fotos generadas por los usuarios. Goiko sabe muy bien cómo usar el contenido generado por los usuarios para fidelizar a sus seguidores.
  • Presentación de nuevos productos. La promoción de sus novedades se hace a través de redes sociales.
  • Publicación de stories en horarios estratégicos, como puede ser antes de comer. O durante el fin de semana cuando la gente va a cenar fuera.

Goiko Grill no duda que acertaron en su estrategia de redes sociales y que el éxito logrado por la marca se debe en gran parte a su plan de marketing online. Y por eso se ha convertido en una de las marcas millennial más populares.